Un psiquiatra me comento en una oportunidad que el origen de los pensamientos es incierto, es decir, científicamente no se ha podido comprobar de qué manera se crean los pensamientos.

¿Qué es un pensamiento?  Según Wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/Pensamiento) “El pensamiento es la actividad y creación de la mente; dícese de todo aquello que es traído a existencia mediante la actividad del intelecto. El término es comúnmente utilizado como forma genérica que define todos los productos que la mente puede generar incluyendo las actividades racionales del intelecto o las abstracciones de la imaginación; todo aquello que sea de naturaleza mental es considerado pensamiento, bien sean estos abstractos, racionales, creativos, artísticos, etc.”

Resumiendo, el concepto dice que el pensamiento es la actividad y creación de la mente. Hay un término que me sorprende, dice que es la creación de la mente. Según mi parecer, el pensamiento es producto del inicio de una lucha espiritual, ya que estos pensamientos pueden ser buenos o malos, positivos o negativos, santos o pecaminosos.

Imagínese este escenario, usted es criado de una casa y poco a poco el dueño de la casa se da cuenta que usted es una persona muy responsable y trabajadora y gracias a ello él ha logrado grandes beneficios, así pues, lo nombra su persona de confianza y le confiere la responsabilidad total de la administración de todas sus propiedades con la libertad de que pueda  tomar decisiones que puedan generar beneficios al dueño (patrono). Usted dirá que es un gran beneficio y que tal vez se lo merece porque lo ha trabajado. Esto a lo largo del tiempo genera beneficio directo y se vuelve una persona poderosa y esto le permite seguir ascendiendo tanto en el lugar donde se desenvuelve como en la sociedad.

La esposa del patrono es una mujer muy atractiva y ella se empieza a fijar en usted y un día  ella conversando de una manera seductora se le ofrece como mujer para que tenga relaciones ilícitas con usted porque ella le da una serie de razones que tal vez sean válidas según su punto de vista. ¿Qué hace usted, accede a su petición o no lo hace?.

Estoy seguro que antes de tomar la decisión comenzaran a fluir una serie de pensamientos que van a influir en la decisión final y es allí donde comienza la batalla. Esos pensamientos son producidos por las entidades espirituales que se encuentran alrededor suyo aunado a la experiencia de vida que ha tenido. Todo, absolutamente todo queda “grabado” en el subconsciente y estas imágenes o acciones de vida son utilizadas por estas entidades espirituales para crear los pensamientos que producirán el desenvolvimiento de las decisiones finales del ser humano.

Por esta razón la biblia en el libro de Santiago 4:7 dice “Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros”.

Cuando se generan los pensamientos nuestras decisiones se someten a ellos. Tomando el ejemplo anterior, si nos sometemos al pensamiento de la tentación habremos tomado una mala decisión, por el contrario, sin nos sometemos al pensamiento que nos dice que debemos evitar esa tentación habremos tomado la decisión correcta.

Por este motivo Santiago nos dice que debemos someternos a Dios, porque Él es la fuente de perfección y por su inmensa misericordia evitaremos tomar una mala decisión, sin embargo, esto no es todo, hay un paso más, resistir al diablo, es decir, al pensamiento que nos lleva a la perdición para poder lograr el éxito en la batalla.

Dos factores son importantes para ganar la batalla que se produce en nuestra mente:

  • Sometimiento a Dios
  • Resistencia al diablo.

Esto se aplica a todo en nuestras vidas. Las batallas son diferentes en cada persona, porque cada individuo tiene experiencias de vida diferentes.

Nuestras decisiones son producto de nuestros pensamientos. Dios es la fuente de vida y es la Verdad, por ser la verdad no puede responsabilizarse de las malas decisiones que toman los seres humanos.

Cuando nos sometemos a Dios, buscamos agradarlo y honrarlo, así como, cuando honramos a nuestros padres carnales. Honrar a Dios es demostrarle respeto, admiración y estima, cuando esto sucede nos sometemos a Él y buscamos hacer su voluntad para agradarlo, mientras más profundicemos en el desarrollo de las herramientas que Él nos da, más nos someteremos a Él y va a ser más difícil que el adversario logre su cometido con los pensamientos.

Antes de tomar cualquier decisión somete a Dios y Él te hará saber cuál es la mejor decisión que puedes tomar y Dios nunca se equivoca así que puedes estar confiado.

Dios te bendiga, cualquier comentario es bienvenido dentro del respeto y amor en Cristo Jesús.

Categories: Vida Cristiana

60 Responses so far.

  1. Marisol Linares
    reply

    Muy interesante tu comentario.Sobretodo cuando sometemos a Dios todas nuestras decisiones, en verdad que el nunca se equivoca y si podemos estar confiados.

  2. Rainfreda
    reply

    This is very helpful, thanks for revealing. I will be confident others will view items this similar style

  3. Rudolfa
    reply

    Hello there We are so content We observed the site, I undeniably discovered u by error, whilst We was searching within just Aol regarding anything totally different, However I am below and We’d actually love to state cheers for that fantastic posting plus a over-all entertaining blog

  4. gold account
    reply

    Cuando se generan los pensamientos nuestras decisiones se someten a ellos. Tomando el ejemplo anterior, si nos sometemos al pensamiento de la tentación habremos tomado una mala decisión, por el contrario, sin nos sometemos al pensamiento que nos dice que debemos evitar esa tentación habremos tomado la decisión correcta.

Leave a Reply